Es un masía  de finales del S.XVIII y ha sido reformada recientemente con la estima de haber sido de nuestra familia desde que se establecieron en estas tierras. Restaurada utilizando materiales nobles, un diseño sencillo y agradable, y una arquitectura respetuosa con el entorno y su historia.

En el proceso de planificación y construcción se ha tenido en cuenta hacer una instalación eléctrica biocompatible en los dormitorios, se han utilizado aislamientos de fibra de madera saludable, instalación de calefacción de suelo radiante que funciona con 
biomasa, recién las paredes hechos en cal, se han reciclado y restaurado todos los elementos posibles de la antigua masía, como las vigas, puertas o baldosas. También se 
ha respetado su orientación y formas tradicionales para aprovechar los recursos naturales.

En fin, se ha intentado de que sea una masía confortable que respire, sana y armoniosa con las personas y su entorno.

Servicios

En la planta superior hay:

- Dos habitaciones dobles con baño cada una.
- Una con dos camas que tiene una terraza y también baño propio.
- Un original espacio de lectura y tertulia con chimenea.

En la planta inferior hay:

- Una habitación doble.
- Una pequeña bodega.
- Un amplio baño adaptado.
- Una cocina bien equipada.
- Comedor con una mesa grande.
- Una sala para relajarse, de la que se puede acceder a un gran porche orientado al sur.

En el exterior

En el sur y este, la masía se encuentra rodeada de una amplia zona verde.
En la cara norte encontramos una piscina de 15mx4,5m, en medio de otro espacio verde ajardinado, donde hay dos tablas de piedra y una balsa de piedra restaurada que se había utilizado como depósito de agua de boca y por lavadero en tiempos pasados.
Anexa a la casa hay una sala, una barbacoa y un horno de barro hecho a mano para hacer una buena comida cocinada de forma tradicional.

Y con el tiempo, la idea es seguir mejorando el entorno cercano, jardín y habilitar nuevos espacios.